viernes, abril 29, 2005

Aire

Soñe por un momento que era aire...



Ahora toqué por primera vez una tarántula. Se quedó quietecita y me hacía cosquillas como limpiándose.

Saludos al gallito feliz.
El día que mandaste ese mensaje me tumbaste. Siempre lo haces cuando eres así conmigo. ¿Por qué no me tratas medio mal, así tendré un pretexto para olvidarte de una vez?
No voy a negarlo jamás. He perdido mi tercer ojo y lo extraño. Se puede amar incluso sin ojos y yo aún tengo dos; sin duda, puedo amar. Pero siempre eres “como otro pie que sólo yo sé que tuve". Estoy triste.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Quién es el gallito feliz?