domingo, julio 10, 2005

El atentado del pasado 7 de julio me hizo pensar en los números cabalísticos. También en aquellos poemas y películas que coinciden con situaciones mías. "Abre los ojos" sigue dando vueltas en mi cabeza, por una confusión mental que tuve.
Al grado de que Bukowski me hace pensar en mí y poco tenemos que ver. Le invitaría un trago si estuviera vivo: no hablaríamos de prosa, pero sí de caballos. Me gustaría preguntarle si alguna vez tuvo una sensación de naúseas y deseos de llorar juntos sin poder expulsar nada. Es seguro que me diría que soy una marica; pero yo le contestaría que para reconocer a un marica hay que ser un marica primero. El me ganaría, diciéndome que soy la reina de las maricas, porque sólo a mi se me ocurriría abrazarme a mi perro toda la noche "si el sueño me lo permitiera."
Me dan risa las hormigas, me han querido comer desde que llegué aquí y en vano han sido sus intentos.

0 comentarios: