jueves, octubre 13, 2005

La noche de ayer...

Fue de risas, carcajadas y chistes sin razón. El taller de Radio hizo su convivio con pizza, soda y cerveza y fue un éxito. El estómago me dolió de tanto que me reí. Me desvelé pero valió mucho la pena. Voy a dormirme un ratito.

0 comentarios: