jueves, diciembre 15, 2005

Para que lo sepas...

Siempre quise estar contigo, casarme pues, pero nunca te hice feliz y eso es igual o peor a no ser feliz con alguien. Se que "hacer feliz" es un concepto difícil de explicar. Que no debes basar tu felicidad con una persona, cosas que dicen los terapeutas, los expertos, etc. Solo se que te hubiera hecho el desayuno.
Que mi situación no fue fácil y este ha sido el año más complicado de mi vida. Que no puedes venir a decirme que yo tengo la culpa, si yo lo supe desde antes de tenerla.
Mi cuerpo, mi alma, mis ojos y mi pluma se desmayaron aquel día por cosas que yo se. Y me siento todavía terriblemente mal por lo que te hice. Perdóname.
Yo no puedo hacer nada, estoy congelada aunque me pidas que avance o retroceda: que en este caso es lo mismo. Pensamos diferente, recuérdalo. No veas lo que hago, pensando lo que tu harías.

"No quiero saber nada de tí, no quiero que hablemos ya... por favor no me pidas
nada. Adiós"

0 comentarios: