martes, enero 24, 2006

Con una sonrisa sincera todo el tiempo

Yo la admiraba... se que a lo mejor ella nunca me quiso, a lo mejor sí, ojalá. Tiene esa belleza sencilla y a la vez poco común de mujer fuerte y fértil. Yo no hallaba como quererla; de repente le compraba algún detalle en su cumpleaños con el poquito dinero que tenía apartado. Me dio consejos mudos y cariño con la mirada. Se rio de mi por mis tonterías muchas veces.
Yo he amado a su hijo de tantas maneras... incluso ahora, que no se nada de él y que ha cambiado y que me ha olvidado. Y de repente la extraño porque siempre estuvo ahí, apoyando nuestras risas. Ella, M y E, son un buen recuerdo que no creo ni quiero poder olvidar.
Y Monica Bellucci le da un parecido, solo que en femme fatale.

0 comentarios: