martes, enero 03, 2006

Hace un año

Ya pasaron tantos días desde aquella vez que me desmayé en el baño. Hasta entonces nunca me había sentido tan mal. Se me nubló la vista, y caí, como una muñeca de trapo, con la cabeza de lado golpeando secamente la puerta. No se cuánto tiempo estuve ahí tirada, inconsciente, ni se si me dolió, pero creí que me iba a morir. Fueron semanas en que traje los labios blancos y varios kilos menos encima. "Te hice enchiladas" y contesté "No quiero" a mi madre. No comía y no tenía deseos de hacerlo. Dormía mucho y no quería hacer nada. Aprender asuntos radiofónicos fue mi almohada todo este tiempo.
Creo que algunas enfermedades y dolencias son psicosomáticas. ¿Ves? Mi cuerpo sabía que lo nuestro acabaría. Mi mente tardó unos meses en aceptarlo y mi corazón no lo digiere bien nunca de los nunca.
Un té para el corazón todos los días. Así he sido. Me pido perdón y me perdono. Si pudiera darme un beso en la frente me lo daría.

0 comentarios: