jueves, febrero 02, 2006

Me dijieron por ahí, que me querías.

Tus ojos negros, el olor de tu cabello, tu sonrisa sincera, el calor de tu abrazo y tu calma al dormir... son poderosos recuerdos, asi de esos, de los que uno sabe que nunca se va a recuperar.

0 comentarios: