domingo, abril 23, 2006

Solo quiero

Decir lo que tengo que decir. Estoy harta de hacer lo que me corresponde y que no haya reciprocidad.
Además, alguien que asegura ser tan calculador, casi casi como un samurai, no puede estornudar de manera decente bajo su mano, sino que se va hacia los platos de comida, el agua y la cara. Que me da asco, sí.
Que la gente no pierde su orgullo, que es igual de terca siempre, que no se fija como dice las cosas. Me cansa.
Lo bueno que hay gente que ríe y llora, que avanza, que abre su corazón y que baila...
Mañana nos vemos. Gracias a la vida, por haberlos conocido.

0 comentarios: