miércoles, junio 21, 2006

Lo encontré

Estaba solo, muy pequeño y con el cuerpo adormecido; comprobé que el instinto actúa primero cuando de supervivencia se trata:

- Toma mi mano, seremos como hermanos pero te cuidaré toda la vida. Mis senos no tuvieron leche para tí, y es que no te conocía, pero mis manos tienen fuerza, mis brazos pueden estrecharte... eso es lo que cuenta.
- Pero no nos parecemos, mi piel y la tuya son de soles diferentes.
-Nos parecemos más de lo que crees.
-...¿Toda la vida?
-Toda la que me queda, con lo poco que sé, puedo ser tu guía. ¿Tienes hambre?
- ¿Qué es hambre?
- Es lo que la gente siente cuando hay un vacío varias veces al día y puede llenarlo con comida y saliva.
- No sabía. Pero es parecido como con los besos.

Me tomó de la mano y apretó fuerte. Besé su frente. Dijo algunas palabras en su idioma, pero la palabra "mamá" se dice casi igual en todas las culturas y reconocí el vocablo.

0 comentarios: