martes, julio 18, 2006

Me dijiste "Ven"

Y tropecé creyendo que teníamos prisa. Absurdo viaje de la boca al piso. Comieron de mí varias hormigas, antes de que me ofrecieras tu mano.
Desde entonces, cuando me dices "Ven" con apuros, hago como que no te oigo para que seas tú el que se acerque. Tus manos en mi cintura.

0 comentarios: