martes, abril 10, 2007

Soñé que me regalaban dos bebés desde un árbol.

Estaba adentro de mi casa que tenía un jardín hermoso, cuando una persona me llamó desde la copa diciéndome "¿?"
Y le dije que sí, porque en el mundo onírico todo se entiende fácil.

Eran una niña y un niño, como de dos meses, muy sanos. Para alcanzarlos se me alargaron los brazos. Estaba pensando en un nombre para cada uno, en los trámites, sin contar todo lo que tenía que aprender para alimentarlos.

No importaba nada, ni el dinero ni el espacio. Los arrullé con una música que nació de la tierra húmeda. me miraron, como si yo los hubiera cuidado desde el origen.

Mi mamá fue ese día a visitarme, porque quería conocerlos.
Abundaban los colores ámbar, verde olivo y en menor cantidad, el durazno.

1 comentarios:

Enrique dijo...

Parece que soñamo cosas similares al mismo tiempo... que taaaaal???