lunes, junio 18, 2007

Eres todo labios y ojos.

Hay que pasarla bien. Nos fuimos al parque, no hablábamos.
Regresamos para vernos de frente y quitaste la mueca que había durado una eternidad. Tuvo resultado mi carta, de manera extraña.

Fuiste una mezcla entre Joselito, el monito Tin Larín, los chocolates Turín y un olor a mantequilla exquisito.

Como me molesta que seas tan querible, tan encantador conmigo. Que forma tan fina de amarte como potranquita.

Me gustas. Date una idea. Hasta me gustas cuando usas el verbo chiquitear.

0 comentarios: