miércoles, julio 04, 2007

Colegas sin hogar


Por aquellos que no pueden comunicarse por estos medios o por el habla:

Desde hace meses incorporé a mis ligas del blog a "Gente por los animales" porque creo completamente en el proyecto. En el sitio explican las diferentes formas en que se puede ayudar a la causa, aunque no puedas adoptar un animalito. Hay para todos.

Es una maravillosa oportunidad de adoptar una mascota - o varias- ya vacunada y esterilizada por una cuota de $300, cantidad que considero diminuta si una esterilización cuesta alrededor de $1000-$2000 pesos.

Hay colegas míos sin hogar, un sin fin de criaturas abandonadas, maltratadas y párale de contar. Que hay hasta animalitos violados.

Lo peor es que conforme aumentan las temperaturas en verano, se calcula que los índices de muerte por golpes de calor y rabia aumentan en la comunidad de animales domésticos.

Ahora, andando por la calle, vi el cadáver seco de un perrito en el patio de una casa, atado con una cuerda, sin agua y sin sombra. Estos son actos de crueldad que pasan desapercibidos. Así como es cruel dejar que se reproduzcan, tirar las crías y poblar y poblar la ciudad de perros y gatos.

El lugar donde canalizan a estas criaturas para darlas en adopción, así como la perrera están siempre sobrepoblados, y desgraciadamente después de unas semanas se sacrifican cientos de mascotas.

Existen casos de animales abandonados o extraviados, que mueren de tristeza. En cualquier perrera o en "Gente por los animales" te lo pueden decir, es común. Así como te pueden describir la reacción de un perro que ha sido llevado a la perrera por error y que ve a su dueño reclamándolo. Te reconocen aunque pase el tiempo y aunque estés muy lejos. Ellos saben que eres único. Cuidan tu casa, cuidan a los niños y agradecen con toda la gracia del mundo un paseo, una caricia o un beso.

Cualquiera que haya tenido un lazo especial con alguno aunque sea, no creo que lo dude.


En otras ciudades han funcionado este tipo de proyectos y ciertamente lograron erradicar la sobrepoblación de animales domésticos callejeros. Por consiguiente, se redujeron al máximo las enfermedades que proliferan por el excremento y cadáveres de los animalitos abandonados o atropellados, entre otras, como rabia por mordeduras.


La perrita de la foto se llama Almendra y la gatita de arriba Inanán. Ahí andan esperando, junto con otros, a quien moverle la cola y a quien maullarle, respectivamente.

Población potencial de una sola perrita hembra y sus descendientes después de siete generaciones (Información obtenida de Refugio Franciscano):

Primer año: 14 cachorros
Segundo año: 98 cachorros
Tercer año: 686 cachorros
Cuarto año: 4,802 cachorros
Quinto año: 28,812 cachorros

0 comentarios: