martes, julio 03, 2007

Gracias a mi trabajo, me enteré que te casaste

Vaya, que si alguien me da nauseas eres tú, a pesar del corto tiempo en el que te conocí.

Hoy te edito, te paso filtros de photoshop y veo que te casaste con una boterita encantadora. Ella es un amor; podría decirte "Que bueno que te casaste con una bruja", pero es mentira, tu consorte destila pura simpatía y cachondeo.

Las fotos no mienten, es algo que he aprendido y reafirmé durante los meses que llevo trabajando. Por ejemplo, tus fotos dicen que sigues siendo muy falso.

Es lo más fácil de detectar; la gente falsa, aprieta la mandibula en las fotos de estudio, pone una sonrisa que según le favorece; pero si ocultas su boca, los ojos no sonríen. Y por supuesto, los ojos a medio cerrar bien sensuales, además de salir como ataúd en las fotos espontáneas.

Conozco tu peor lado y me encanta ver como la gente se va con la pinta de que eres un buen muchacho.



No me gustan los sermones de las bodas.

0 comentarios: