viernes, febrero 15, 2008

Lo peor del messenger son los sub nombres y avatares ridículos

No hablaré de eso. Ayer creí que iba a dar al hospital y aún no estoy exenta. Realmente pensé, que podía morir por el dolor.

Las cosas se me caían de las manos, sin fuerza. El dolor me puso triste. Cuando fui a la farmacia, había un boxer atigrado perdido. El dolor no me dejó sentirme peor por él.

El dependiente que me dió la medicina, parecía un ángel, un ser bondadoso. Frío, viento, el carro. Sólo quería hacerme "bola" como los gatos.

Tenía pensado escribir tres cartas por si me hospitalizaban: la primera sería a mi trabajo, para que comprendieran mi ausencia (anexado a un texto de mi labor por adelantado). La segunda, para mis amigos, la tercera para tí; estas las dos últimas muy personales. Y sin ningún orden en especial.

La gente cree que mi hoyuelo en la mejilla es muy especial. No han visto nada.

El lunes me dicen qué tengo.

4 comentarios:

dulce dijo...

abrazo.

Jorge Castro dijo...

Cuenta conmigo!!!

Animo!!

Lily dijo...

Gracias, gracias

Patty dijo...

ke te mejores... un abrazo