jueves, marzo 27, 2008

Ay se me olvidó

El post de Ramadán -ver 25 de marzo- también conmemora 3 años de esta bitacora personal la cual es: -introducir adjetivos especiales aquí _ __ _ _ _ _ _ _ _ - y quería acordarme.

A los 15 años tiré un diario que en realidad cubría la parte más inocente de mis 12 años y una transición irrumpida violentamente hacia mi confusión-depresión a los 14. Cuando no sabía nada, de nada. Y yo era una persona desconocida para mí misma. Prometí nunca hacerle eso a ningún diario si se me ocurría tenerlo. Aparte de respetarle mucho, escribirle de la mejor manera y quererle. Paradójicamente conocí el internet a los 14. Y el blog hasta los 19.

Nunca he querido ser nadie famoso en la ciudad por escribir tanto las palabras todos, nunca, siempre, y, nada, eso, cosa, siento, yo, amor. Uso muchas comillas. Sé aproximadamente cual sería el resultado en un examen estiloestadístico de "La Gata Pómez" antes de presionar publicar entrada. Se mis alcances y mis limitaciones.

Accidentalmente, ocasionalmente, afortunadamente, desafortunadamente, todos han sido medio-testigos de mi enamoramiento impactantemente feroz y tierno. Nunca verán todo, ni aunque yo quisiera. He de confesar que también he usado este lugar para vaciar lo que no se puede llorar todo el día, y que mis alegrías muchas veces tienen pocas palabras. A veces me leo, y pienso: "Qué triste estaba ¿Cómo aguante eso?" Y eso me pone fuerte o melancólica, depende. Mis triunfos, carcajadas y demás, comúnmente son escritos cortos con fotografías; o chistes muy personales.

No me dejarán mentir: la tristeza, la desesperación y el manicomio se pueden escribir perronamente, como si las palabras fueran una copa de vino y un puro muy mamón, muy pose, pero una pose genuina. La alegría y euforia funcionan parecido, pero da miedo a veces, poquito, que se esfume tan pronto de las manos.

En fin, no quiero ensimismarme respecto al blog, odio ensimismarme. Es como si esto fuera una carta que habla sobre como viaja el papel por el correo hacia otras personas o llamarle por teléfono a alguien sólo para decir: "¿Bueno? Eh, que maravilla mi compa el Graham Bell".

Logré que me preguntaran más veces "¿Por qué eres la Gata Pómez?" que "¿Y ese chupete que tienes en el cuello? uyyy ehhhh" Y eso ya es un logro. El lunar tiene 23 años y 10 meses. La Gata Pómez se pigmentó hace 3 años.

Gracias por apreciar. Por marcar algunos post como favoritos, por comentar, por dar ánimos cuando escribo malviajes que no necesariamente son desahogos, por no tirar tomates, por respetar, de alguna manera, la apariencia que tiene esto, de que es privado aún.

Nunca creí llorar por un montón de bits.

5 comentarios:

Tita dijo...

eres de lo mas lindo que hay en el mundo. I mean it.

marisol dijo...

Sonaré a admiradora clichada, pero amo tu blog, es de los pocos que he leído completos.

Disfruto muchísimo ver como eliges siempre las palabras adecuadas. Y es también un enorme gusto haber coincidido en persona algunas veces.

Jorge Castro dijo...

Solo tengo 4 palabras para las letras que que solo tu les das forma y coherencia en este espacio....

"Me pongo de pie"

Que estes bien y felicidades!!

Susanska dijo...

Después de leer este post unas
38 veces y corrobar unas 39
que no escribo en este blog,
y tooooodavía,
despueeeees de leer estos comentarios tan alentadores
de tus "fanses"
imagina que soy la "fans"
que llega tarde y toda agitada
a la entrega de autografos, pidiéndole al guardia de seguridad que me deje pasar
porque es mi única oportunidad
para decirte cuanto me inspiras
y me agrada tu forma de ser :D!
jajaja

mis deseos
para tu vida
siempre seran
de los mejores :D!


muchos saludos nena
felicidades :D jijiji

Lily dijo...

gracias a todos de nuevo. Cuando empecé a escribir, no esperaba lectores-escritores tan buenos.