lunes, agosto 04, 2008

Los que opinan sobre los rumbos profesionales de otros.

A partir de unas decisiones, he recibido consejillos de gente que no tiene ni la menor idea ¡Por favor!

Y así, un sin fin de calificativos y recomendaciones "Uta, está re mal que hayas renunciado, yo que tú no entraba a estudiar". Llegó un momento en el que pensé: ¿Me veo tan perdida como para que todos se atrevan a opinar severamente, sin preguntarles?" No, es sólo que algunos de repente son expertos en todo.

Los mejores consejos fueron los que pedí, a mis padres. Y con esos me basta.

Conmigo los sermones, verborrea, adulaciones por compromiso e indirectas; tienen el efecto contrario. Yo tampoco me ando con ese tipo de cosas.

Las recomendaciones, empáticas o no, se toman de quien vienen. Y ya de por sí no soporto que otros quieran ejercer control o no saber quedarse callados en la ignorancia.

Es curioso que cuando alguien no avanza en esos planos, hay más silencio.

No todo es neblina; nunca lo es. También, creo, que este tipo de aspiraciones se contagian y no se necesita mucha palabra. El mismo interés despertado en otros, es suficiente.

Todos los días se aprende algo. Como lo mal vistos que son los hombres por dejar que una mujer "eche mecánica".

¿A quién se le ocurrió que yo tenía que tener 5 ó 10 años "enfrentando" el mundo laboral, para acceder moralmente a otros estudios? Ni sabía que había una idea colectiva de este asunto.

A continuación, un video muy bonito de Paul McCartney & Wings:


1 comentarios:

sui dijo...

yo soy de las que calla, pero pues, creo que callo en todo je..


muchas felicidades otra vez...

pd. lily, no me gusta paul, lo siento, pero pues, a quien se le ocurrio que deberia gustarme cierta musica?

ya poes... cuidese mucho