viernes, agosto 15, 2008

Mueres y toda tu vida virtual, en internet, queda en una pausa.

¿No es algo muy triste?
un diario público,
de pronto una bitácora
o perfil de contactos
expuesto por siempre,
-nunca pensé en eso-
si muero
le daré mis contraseñas a alguien
que siga escribiendo -posiblemente como yo-
y no diga quién es
como si yo estuviera ahí
y tal vez me sentiría un poco viva

Pero si muero
y descubro la posibilidad de mover cosas,
cambio mi contraseña,
prendo cualquier computadora en la madrugada
y accedo a mi cuenta, a escribir y publicar.

Kafka publicó algo de su acervo ya muerto, y el no quería,
pero a su amigo de confianza le quitaron los textos
y acaban de descubrir materiales
protegidos por la viuda de su amigo
Y no, no te espantaría nunca una novia
muy en cambio, te buscaría una.
Kafka está vivo y seguirá publicando.

Me gusta pensar en que post-mortem
seguiré en un poco de esto, un poco de aquello.

2 comentarios:

Susanska dijo...

ay no manches!!
no lo creo lily!
parece de ciencia ficcion,
pobre chamakito...
y luego que coincidencia,
su blog fue su testigo

seguramente haran una pelicula
sobre eso, no lo dudes jaja

y si, yo tampoco habia pensado
en que pasaria con mi blog
si me muero...
y ahora lo pienso y no se
por donde comenzar jajaja


espero ke estes bien
cuidate mucho♥

Jorge Castro dijo...

Si es digno de analisis este caso... ehh


Que estes bien!! y yo me quedo con tu blog cuando mueras jaja ntc.