domingo, mayo 17, 2009

Debería ponerse de moda otra vez, andar bichitos todos.

El desnudo es el nuevo negro.

El rey y el traje invisible de Hans Christian Andersen sería lo más retro-punk del mundo, como la Eva Evangelista de los noventa.

Los cirujanos y nutriólogos serían los sastres más solicitados, mientras que los modistos por fin serían considerados artistas.

De los outfits que llegaron para quedarse, la piel sería el único que combinaría con todos.

(Un día de estos, una pasarela con animales que demuestren lo contrario)

0 comentarios: