jueves, mayo 28, 2009

Los que creen en dios tienen una ventaja

En momentos como este, si están solos, nunca lo están. Se calientan con una cobija invisible.

Abuelito: dime una tierna grosería desde el cielo y una caja de galletas con malvavisco para que pueda reir.

2 comentarios:

xixo dijo...

cuidado que si te leen luego vienen a convidarte

Lily dijo...

No me preocuparía (Y)