jueves, enero 28, 2010

Cajas de sol sin remitente

¿Algún día podré volver a enamorarme?, ¿por qué debería preocuparme eso? No espero ya nada de nadie. Es el momento de soltar expectativas y volar. ¿Es todo ese coctel de endorfinas en el que estuve sumergida tanto tiempo?


No me había observado. Un cuarto, yo. Hay personas que tienen menos.

0 comentarios: