jueves, marzo 04, 2010

Haría tu cabello a un lado para que me escucharas mejor

Destaparía tu ropa para acercarme a tu corazón. Y que sepas: eres el ser más hermoso que he visto en mi vida, no importa lo que hagas ni con quien estés. Siempre lo que te rodea es amor y colores. Tienes el corazón puro y brillante como la Luna, pero alegre como un jardín de niños.

Ni siquiera ambiciono tus besos ni tu piel. Sólo quiero que sepas esto: haberte conocido es como mirar a la multitud y verte en medio, como un ángel.

En persona, quizá no lo sepas, porque estrecharé tu mano como lo hacen los que son muy hombres. Porque te respeto como debería respetar el humano a la naturaleza.

Y si me besas, quizá muera.

1 comentarios:

patricia dijo...

awwww me encanto
hace mucho ke no escribias asi