lunes, marzo 15, 2010

No moriré pronto

El mundo todavía me pide batalla, amor, bondad y acero. Estamos como en un encuentro de paraolimpiadas. Y me espera, porque empecé mi entrenamiento con un juego de monopolio. Ya se mueven mis manos.

1 comentarios:

Jorge Castro dijo...

Claro que no, si tenemos mucho que escribir...

:)