miércoles, abril 21, 2010

Regalos ecuatorianos para los ojos sorprendidos

Fue cierto, nunca te has dado por vencido. A su vez ambicionas nada de mí. La mayoría espera siempre algo, el tener, el recibir, el desear.

¿Recuerdas que te mencioné que no cualquiera apreciaba a los gatos?

0 comentarios: