martes, abril 06, 2010

Soñé que un pingüino me obsequiaba una piedra muy linda

No sabía si aceptarla. Y al día siguiente, recibí este puñito de pixeles.



Gracias. Después del terremoto del 4 de abril, y de sus múltiples hermanitos, esto alegró mi día.

0 comentarios: