domingo, junio 06, 2010

Me sonríes desde mil tres ciudades

La pluma de un ave pudorosa me viaja por la espalda.

1 comentarios:

Daniela Villarreal Rubio dijo...

Te amo, déjame desnudarte como nunca nadie lo ha hecho...