jueves, noviembre 11, 2010

Como una cosa bella que existe aparte.

Hablando de la mujer como un regalo de Dios. Con la intuición y la estadística abarcando la verdad, que no existe. Con el halago y la ofensa de la mano.  Establecer una conclusión general a partir  de una experiencia. Haz conocido una mujer, haz conocido a todas las mujeres. Está de más decir, lo que pienso sobre eso.

Si este fuera mi caso, hubiera cegado mis ojos y tapado mis oídos hace mucho. El mundo no es sólo lo que conoces, o lo que los demás dicen que conocen. 

El mundo ni siquiera es lo que el mundo dice sobre sí. 


0 comentarios: