sábado, agosto 04, 2012

Un espacio simbólicamente violento, lleno de camisas feas

Desde luego que hay versiones de todas las cosas. Y cada uno toma su lado. Siguen siendo pandilleros los adultos; como los niños, como los marginados o mafiosos al fin.

El problema aquí, es que a su clica no le ponen nombre.




2 comentarios:

Jorge Castro dijo...

Ijole mi estimada, ahora si, me dejaste de a seis... la mayoría de las ocasiones creo entender tus analogía pero esta vez ni a eso llegué... saludos =)

Verito dijo...

Caray, estuve husmeando en tu blog y me encontre con varias frases pal bronce... algunas analogías me parecieron entenderlas otras no mucho...

Salutti