jueves, febrero 02, 2012

Películas como la vida misma

En mi juventud, que me interprete un gato.
En mi vejez, un faisán.
En la versión sueca, un tigre asiático (y como doble de éste, un ratón o una ardilla).
Porque el cine independiente lo harán animales dentro de poco.

miércoles, febrero 01, 2012

Su foto es muy pequeña

Hoy tienes el poder de poner en su lugar a todos tus enemigos, (no hay tanta rudeza ni poder, tengo realmente menos de cinco enemigos y unos diez no simpatizantes).  Porque por fortuna no soy popular. Mi perfil es bajo.

Además me falta una motocicleta Harley. Y para que mis amenazas sean feroces necesito manejar los cuchillos, tener amigos sociópatas quizá. O bien, tener parientes en el narcotráfico o en la nómina de una institución donde violentamente les nieguen un trámite una y otra vez.

Pero púdranse hoy mismo.