lunes, junio 24, 2013

Fry, de vuelta en casa

Fry, mi gato, ha sobrevivido. En la veterinaria ni lo creen, pero disimulan su gusto. Está feliz, come con gusto y duerme más que un león. Su actividad principal consiste en dar y recibir cariño, aruñar algunos ratones de tela y brincar. A Fry no le preocupa el comunismo o el capitalismo. Es pragmático y hedonista.
Después de la angustia y la calma, siempre me viene a la mente: ¿Y si Fry fuera un bebé, mío? No un bebé peludo, un bebé calvo.


martes, junio 18, 2013

Sueños de otros

Un oficinista de 1.40 metros de estatura. Cabeza de medusa, mamífero (un pariente delgado de Chewbacca). Se ríe y se burla. Le cierras la puerta. Pero no se va.

(Si es difícil interpretar los propios sueños, los de otros, más).

martes, junio 11, 2013

Ula Ula al revés

Hace algunos años publiqué un post que hablaba sobre ciertos deseos que creía que no se cumplirían pronto. Leyéndolos a una distancia de tiempo razonable, veo que los deseos nunca acaban, afortunadamente. Y que la mayoría se cumplen: http://quealguienmeexplique.blogspot.mx/2008/05/la-esperanza-es-el-peor-de-los-males.html

Pues bien, hace un par de años, Illya Kuryaki coqueteó con reunirse en el Viva Latino y por fin lo hizo el año pasado con un nuevo álbum. De verdad, debe uno tener cuidado con lo que desea, y con la nostalgia también. Su música, está de vuelta, ¿a qué costo? No quiero ser malinterpretada: me encantan, me fascinan, sus canciones suenan más maduras, musicalmente hablando y suenan más contentos. Como que ya no se hacen tantas chaquetas -mentales y no-. Y ahora tengo el dinero suficiente para verlos en vivo.

He aquí lo malo de la nostalgia. Yo extraño el tiempo en que Jugo y otros éxitos andaban por ahí. Había poco escrito en mi corazón, eran tiempos inciertos, de veranos jodidos de Mexicali. Extraño que ellos me parecieran vulgares, eróticos. Extraño sorprenderme con sus metáforas llenas de semen y saliva.

Hoy estoy triste, y no es por ellos. Me siento joven, pero soy otra persona. Una persona a la que le gusta el mismo disco, pero no le sabe igual.



Sé fuerte.

Cada día, hijo mío, que se va para siempre, me deja preguntándome: si es huérfano el que pierde un padre, si es viudo el que ha perdido la esposa, ¿cómo se llama el que pierde un hijo? (Jaime Sabines)

domingo, junio 02, 2013

Fry Maddox Pómez

Ayer, en una euforia producida por el cansancio, hablaba y discutía con los amigos sobre temas casuales: gatos y perros, espionaje y mensajes ocultos en las caricaturas.
Hablaba entonces muy bien de Fry, nuestro gato. Hoy amaneció con 42 grados de temperatura, sin apetito, ni sueño, ni sed, entre otros síntomas. El veterinario me ha dicho que probablemente tenga leucemia, y que eso hace que sea susceptible a enfermarse tanto. Se ha quedado internado, recibiendo suero intravenoso.
Fry es el gato más cariñoso del mundo. Hace masajes cuando uno está cansado y aprecia las buenas series de TV. Además, por las noches lucha contra los delincuentes, la drogadicción, la intolerancia religiosa y los burócratas malencarados.
Sobrevive, por favor.


No comparto ese erotismo


Hay algunas que adoran ver calendarios abigarrados de músculos y speedos. Me han mandado la foto de un  hombre bonito de cara, con biceps brillantes, que cocina únicamente con un delantal puesto. La descripción de la foto dice: ¡Disfrútenlo amigas, porque lo que hay en casa no se parece a ésto!