miércoles, febrero 27, 2008

Pesadillas del mal

Ya van días, y días. He optado por cenar muy ligero, ver películas que vayan directo al corazón de pollos y ositos. Dejé de leer a Chomsky, perdoné a mis enemigos.

Por la noche, sale mi psiquis reluciente, acongojada a recordarme cosas, a inventarme, a mortificarme y dejándome en el mundo laboral como si tuviera 5 años de edad, y no diera el ancho para nada.

No he descansado. Yo hubiera sido la heroína de esa película serie B, donde los alienígenas (que parecían sandías) se les metían en la cabeza a las personas mientras dormían. Sobrevivían los protagonistas tomando cafeína, arriba de un helicóptero. ¿Por qué no soy la protagonista de una película de Fellini? ¿Por qué mis sueños son Lynchianos?

Me he vuelto más cínica, para mi disgusto. Más ermitaña y más estricta con mi persona. Hasta estuve pensando en que quería todo ya.

Todavía no es tiempo.

(Me hacen falta vitaminas).


domingo, febrero 24, 2008

Haz la señal mágica de los cholos y te sentirás más fuerte

Quiero salir corriendo. Estoy llena de temores, como una botella de deseos que no se cumplen y que les queda una gota de vino con cáscaras.

No me gusta desayunar en penumbras, sola. Las fresas del cereal son lo más triste cuando ni los perros quieren pelarme un ojo. Prender el carro, es la despedida más corta y triste que hay, además es diaria.

De acuerdo a los hechos, te voy a poner un altar, por todo lo que me destinas a hacer. No es posible, que te llames a ti mismo como un ser estático. Podría discutir con el texto como contigo, por muchos años -llevo 3- y decirte cómo es el amor en la avenida Pómez. Quién rifa y controla, mata y entierra. Pero te preocupa demasiado llegar a la vejez, como si no estuvieras ya más grande que feto.

La espalda mía, en este momento podría llamarse espada. Como si hubiera ido al campo a pizcar algodón o cargara gemelos.

La quejasión y mariconación, quiero un masaje no érotico.

Y apenas es domingo. Arriba del barco, una parte de mi está confiada porque sabe nadar, y la otra tiene pesadillas por la noche. Es una dualidad que no deja ser a una parte ni a la otra.

Para curarme de esta alergia, necesito sumergirme en el factor alérgico (La enfermedad como cura).

Y para que se despeje mi mente, voy a un retiro, pero un retiro del banco en efectivo.

one, two, three, four,


tell me that you love me more.

sábado, febrero 23, 2008

Creo que el mundo podría ser mejor y la guerra es para imbéciles. No me gusta mi presidente. La idea espiritual entre la población ocupa una redefinición. La jerarquía social se aproxima cada vez más a la de las hormigas, exceptuando que los zánganos mueren junto con la reina.

Ya está, encarcélenme por eso.

(Al cabo que los organismos secretos han leído todas mis conversaciones virtuales de temas sexuales, políticos, existenciales, poéticos y educativos. Al cabo, ya no tengo privacidad)

... ¿Cuándo la tuve?

miércoles, febrero 20, 2008

Ya me cansé de ser pobrers.

martes, febrero 19, 2008

Entonces, sí la hay

Con esta, van dos ocasiones que sueño lo mismo. Doy clases en un edificio gigantesco, que alguna vez fue seminario, con aspecto gótico. Los salones tienen el techo alto, oscuros y vacíos. Tengo alumnos de varios salones y escuelas en los que realmente estuve.
Son prepotentes, relajientos. Y los que no, están reprimidos o tristes.
La escuela, que no tiene directivos que den la cara, ponen trabas a los profesores. Mi fuerza, mi seguridad, voz sonante, mi disciplina, manera de organizarme, están desaparecidas, soy una Umpa Lumpa cualquiera, pero con sentimientos.
Mis dos perros fueron a buscarme, llorando y asustados. Una perrita que venía con ellos quería seguirnos. Mientras recogía una cantidad considerada de material didáctico que se me caía y resbalaba, se me salió una lágrima; un alumno me vió:
Profe, ¿Cómo una persona como usted puede llorar por algo así? Entonces no hay esperanza.



lunes, febrero 18, 2008

Antibióticos y más antibióticos.



Vivo de amor

viernes, febrero 15, 2008

Lo peor del messenger son los sub nombres y avatares ridículos

No hablaré de eso. Ayer creí que iba a dar al hospital y aún no estoy exenta. Realmente pensé, que podía morir por el dolor.

Las cosas se me caían de las manos, sin fuerza. El dolor me puso triste. Cuando fui a la farmacia, había un boxer atigrado perdido. El dolor no me dejó sentirme peor por él.

El dependiente que me dió la medicina, parecía un ángel, un ser bondadoso. Frío, viento, el carro. Sólo quería hacerme "bola" como los gatos.

Tenía pensado escribir tres cartas por si me hospitalizaban: la primera sería a mi trabajo, para que comprendieran mi ausencia (anexado a un texto de mi labor por adelantado). La segunda, para mis amigos, la tercera para tí; estas las dos últimas muy personales. Y sin ningún orden en especial.

La gente cree que mi hoyuelo en la mejilla es muy especial. No han visto nada.

El lunes me dicen qué tengo.

jueves, febrero 14, 2008

Que la sangre se detenga.

miércoles, febrero 13, 2008



It's just because I love you
I cannot bear to be around you
and if only one or the other
of us would drop down dead

lunes, febrero 11, 2008

proverbio gatuno

Cuando estén tristes o desanimados, escuchen música jotera y bailen.

domingo, febrero 10, 2008

Como un rally.

sábado, febrero 02, 2008

Todo es lounge

....mi vida es más bien Lynch