viernes, junio 25, 2010

Necesito que la semana tenga catorce días

Poder caminar desnuda la mitad del tiempo.

lunes, junio 21, 2010

Me alejé, porque me lastimabas

Porque ya no te conocía. No puedes odiarme por eso.

jueves, junio 10, 2010

En secreto, me escribió

Me gusta tu lunar, en medio de los ojos (y en realidad me gustan todos tus lunares).



martes, junio 08, 2010

Sí, que se sospeche un poco

Que brutalmente crezcan hojas a un pan. Me impacienta que suceda; y la espera de que ocurra se acurruca en el ombligo.

lunes, junio 07, 2010

Hice planas en un cuaderno de mi pecho

Repetían lo que sentía. 
Repetían lo que sentía. 
Repetían lo que sentía. 
Repetían lo que sentía.

Bolitas, Amor, un código morse para gatos.

(No me quisieron más por ello, nunca es así, pero obtuve una bonita letra).

Ahora escribo en las piedras, en el cielo, en la piel, en la arena, en ningún lado, en todos y en una porción bondadosa de helado. No sigo muchas reglas de estilo; pero acostumbro este ejercicio gramatical:

Vivir, amar, soñar, respirar. Y de noche morir un poco. Por la mañana sonreir. El ejercicio consiste en dejar que estas cosas sucedan, sin pensar, sin mencionarlas o darles mucha atención porque se espantan las letras. Que no se sospeche demasiado que soy feliz.

domingo, junio 06, 2010

Me sonríes desde mil tres ciudades

La pluma de un ave pudorosa me viaja por la espalda.

viernes, junio 04, 2010

¿Dónde estuviste tanto tiempo?

 ¿Madurando como una semilla al sol y a la sombra? ...Y nos encontramos en el momento justo.

jueves, junio 03, 2010

Cosquilleo

Desde entonces, me recorren la sangre un montón de peces sincronizados. Respirar es placentero.