sábado, marzo 29, 2014

Estaré eternamente agradecida

Porque pasaste por mi camino y te quedaste conmigo. Aunque antes de ti ya había aprendido a decir adiós, pero duele.

(Fui muy valiente al hacerme esta herida, pero olvidaba que hacía falta quitarse el vendaje para reconocer la cicatriz)

He llorado como aquel 18 de septiembre. Sólo que hoy ya estoy más lejos.

Gracias por todo.






1 comentarios:

Carlos Alberto Navarro Cardenas dijo...

Me encantan las letras, me siento identificado con algunas, saludos lily.